EXPERIENCIAS EN
EL HOTEL SPA LA COLINA

El hotel se encuentra en una colina dentro de una reserva de montaña de 4 hectáreas
que nos permite convivir con 128 especies de
aves y algunos otros animales de la zona andina colombiana.

CENAS ROMÁNTICAS EN PÉRGOLAS PRIVADAS

Disfruta con tu pareja una cena romántica con antorchas, pétalos, velas y una botella de vino en el hotel más romántico del eje cafetero, donde las diferentes zonas comunes, tranquilidad, privacidad y pequeñas pérgolas privadas situadas en los alrededores, conjugado con la decoración, el paisaje, las antorchas, el fuego y la música crean la magia para disfrutar de noches románticas y cenas inolvidables.

SPA AL AIRE LIBRE

Equilibra tu mente, relaja tu cuerpo, energízate con la naturaleza sanadora en nuestro spa al aire libre, con una sesión que comprende masaje relajante, hidroterapia en nuestra zona húmeda con baño turco, sauna, jacuzzi térmico y chorros cervicales en piscina lúdica.

JACUZZI PRIVADO EN EL BOSQUE

Disfrute con su pareja de una tabla de quesos con botella de vino en un jacuzzi privado en el bosque bajo las estrellas donde la naturaleza sera la inspiración para que hagan de ese instante un recuerdo inolvidable.

ZONAS DE DESCANSO Y LECTURA

Existen 3 miradores entre guaduales con cojines y hamacas para que se tumbe a relajarse y a disfrutar de la naturaleza con su pareja o amigos.

RECINTO DEL SILENCIO

Es un bungalu con cama de cojines y hamacas en el corazón de la montaña para que se relaje, descanse, lea, escuche el cantico de las aves, duerma o simplemente no haga nada.

MANO DEL BOSQUE

Es una obra arquitectónica como pocas, construida en bambú, de 12 metros de longitud por 7 metros de altura sobre el vacío que simula una mano abierta en forma de agradecimiento por la que usted puede caminar hasta la palma y disfrutar del extraordinario paisaje del entorno, sentir y percibir la energia que se emana de este lugar mágico, en donde puede hacer yoga, meditar, hacer una promesa de amor o de mejoramiento interior.

MIRADOR DE LA COLINA

En la cima de la montaña y como premio al esfuerzo disfrutarás de un mirador de 4 pisos y 10 metros de altura desde donde tendrá una espectacular vista sobre el paisaje cultural cafetero y desde su terraza podrá gozar de hamacas donde percibirá el viento, te sentirás parte de la montaña y te recargaras de su energía.